Te contamos el secreto de las casas modulares

Las casas modulares representan una revolución en el mundo de la construcción y el diseño de viviendas. En este artículo, exploramos en profundidad este fascinante concepto que combina la eficiencia, la sostenibilidad y la flexibilidad en un solo paquete. Las casas modulares, conocidas por su construcción en fábrica y montaje en el sitio final, no solo ofrecen una alternativa económica a la construcción tradicional, sino que también abren un nuevo mundo de posibilidades en términos de diseño y personalización.

Comenzamos nuestro viaje descubriendo qué son exactamente las casas modulares y cómo se diferencian de otros tipos de viviendas prefabricadas. Analizamos el proceso de construcción, desde la fase de diseño hasta la instalación final, destacando las ventajas que ofrecen en términos de tiempo, costo y impacto ambiental. Esta sección del artículo proporciona una visión integral de las etapas de construcción, los materiales utilizados y las técnicas innovadoras que hacen de las casas modulares una opción cada vez más popular.

Además, profundizamos en los aspectos de personalización y diseño que hacen únicas a las casas modulares. Exploramos las tendencias actuales en el diseño de casas modulares, los desafíos arquitectónicos que resuelven y cómo se adaptan a diferentes estilos de vida y entornos. Desde casas minimalistas y modernas hasta soluciones de vivienda sostenibles, este artículo brinda una visión amplia de cómo las casas modulares están redefiniendo el concepto de hogar en el siglo XXI.

casas modulares

¿Qué son las casas modulares? 

Las casas modulares son casas prefabricadas que se construyen en fábricas y posteriormente se trasladan a la ubicación en la que se van a encontrar de manera permanente. Estas se realizan a partir de módulos que tienen el mismo tamaño y que se encuentran colocados de diferente forma, adaptándose así a las necesidades de los propietarios. 

Breve historia de las casas modulares

La historia de las casas modulares se remonta a hace unos cuantos de siglos. En el antiguo Egipto, tallaban los bloques de las pirámides cerca de las canteras y después las desplazaban por el río hasta el lugar final donde se iba a ubicar la construcción. 

En el Renacimiento también encontramos un tipo de construcción modular, creada por Leonardo da Vinci, donde los edificios se creaban por partes y estas piezas se creaban en una fábrica de la misma ciudad. 

Sin embargo, fue en la época de la Revolución Industrial cuando acogió mucha más fuerza todo el tema de la construcción modular, ya que eran soluciones perfectas para solucionar los problemas sociales, además de que aparecieron nuevos materiales y nuevas técnicas que mejoraron la construcción. 

El primero en patentar las casas prefabricadas fue Edward Tuckerman, a partir de varios módulos de hormigón.

Ventajas de las Casas Modulares

Eficiencia en tiempo y costos

El tiempo que se tarda en construir una vivienda modular es mucho más corto que el de una casa tradicional. Hay que tener en cuenta el tiempo de materiales que se eligen, pero aún así, son estructuras que se construyen en espacios cerrados, por lo que la meteorología no influye en el proceso y todo se puede acelerar. 

Al diseñar el plano de la vivienda y determinando todos los detalles desde el principio, así como los materiales que se van a utilizar, el precio se fija desde el principio y no habrá ningún cambio posterior. 

Sostenibilidad y medio ambiente

El tipo de viviendas de casas modulares son mucho más sostenibles con el medio ambiente porque hay una gestión más eficaz sobre los residuos de obra, reduciendo el impacto en el lugar de implantación y mejorando el gasto de energía. 

A todo esto se le une la buena elección que se realiza sobre los materiales y los sistemas de climatización, con buenos aislamientos térmicos y acústicos que se traduce en casas mucho más sostenibles y eficientes. 

Flexibilidad en diseño y personalización

La otra ventaja que presentan las casas modulares es que las podemos diseñar bajo nuestras necesidades, y hacer los cambios que se consideren oportunos. Se puede añadir o quitar módulos según la estructura que vaya a tener la vivienda, además de que podemos elegir en todo momento los materiales que debe tener la casa así como los acabados.

Construcción de Casas Modulares 

El proceso de construcción paso a paso

Desde que se plantea la idea hasta que finalmente se puede disfrutar de la casa modular hay que pasar por una serie de procesos y pasos.

  1. Diseño conceptual

En la primera etapa debemos valorar aspectos sobre el uso que se le va a dar a la vivienda, determinado el tamaño de la superficie y las dimensiones. Aquí hay que concretar los requerimientos técnicos, funcionales y estéticos del proyecto, el número de habitaciones, baños, plantas que va a tener, el tipo de calefacción o ventilación… también se debe habla sobre la tecnología domótica básica o avanzada de la casa así como los acabados y el estilo de la vivienda según los materiales que se desean tener. 

2. Diseño del proyecto

A partir de obtener la información anterior, los especialistas deben diseñar el proyecto, plasmando todas estas necesidades. Aquí deben afinar todos los detalles y asegurarse de que cumplen con las condiciones, características y medidas del terreno. 

3. Desarrollo y fabricación

En esta fase se comienza a preparar todo lo necesario para iniciar la construcción en la fábrica. Según el tipo de fabricación o el número de módulos que se requiera, se tardará más o menos tiempo. 

Es muy común que para reducir los tiempos, una parte del equipo trabaja en la fábrica mientras que la otra parte se encarga de contrastar las obras y la instalación en el terreno. 

4. Transporte

Una vez que ya se han construido los módulos y se ha realizado correctamente el cerramiento de ventanas y puertas, se pasa a planificar el traslado de las piezas para su montaje final. Los vehículos de traslado deben estar preparados y acondicionados para asegurar la estructura de los módulos.

5. Montaje, sellados y acabados

Cuando las piezas han sido trasladadas al terreno se pasa al montaje y ensamblaje de la estructura modular, la tabaquería y acabados finales y se realizan las conexiones eléctricas, aguas y otros detalles necesarios para que sea habitable. 

Materiales utilizados en la construcción

En la construcción de las casas modulares destacamos tres materiales que son los más empleados, la madera, el hormigón y el acero.

La madera es uno de los materiales más ecológicos y crean un ambiente natural y cálido. Por otra parte, el hormigón aporta buenas prestaciones en cuanto a inercia térmica y por último, el acero se emplea sobretodo para las estructuras internas y los bastidores de algunos elementos constructivos. 

Regulaciones y estándares de calidad

Antes de iniciar la construcción de la casa modular, es fundamental contar con el terreno donde posteriormente se va a instalar.

Para iniciar el proyecto, debemos dirigirnos al ayuntamiento para poder obtener las licencias de obras correspondientes para la construcción de este tipo de inmueble. Se deben asumir los mismos costes de licencia y tarifas que si fuera una casa tradicional.

En cuanto al terreno, debe estar registrado legalmente y para ello se necesita:

  • La firma de un contrato público para la compraventa, pagar las tasas notariales y los impuestos correspondientes.
  • En caso de comprarlo a un particular, se necesita estar al día de los impuestos de Actos Jurídicos Documentados y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. 
  • Pagar el IVA en caso de comprar el terreno a una inmobiliaria.
  • Formalizar la parcela en el Registro de la Propiedad.

Entre todos estos permisos para poder disfrutar de una casa modular, se necesita la ayuda de un profesional como es el arquitecto de obra. En definitiva, para que la construcción sea posible se requiere:

  • Disponer del visto bueno del colegio de arquitectos.
  • Tener la licencia de obra.
  • Tener la cédula de habitabilidad.
  • Cumplir con ls normas y regulaciones autonómicas y estatales. 

Comparativa: Casas Modulares vs. Casas Tradicionales

Llegados a este punto, es interesante conocer las diferencias que podemos encontrar entre las casas modulares y las casas tradicionales, por ello vamos a ir analizando los aspectos más relevantes de cada una.

Costes

El coste que hay que asumir en la construcción de la vivienda es fundamental, ya que aquí podremos decidir entre una opción u otra. De manera general, el coste de construcción que tiene el metro cuadrado en las casas modulares es mucho más barato que el precio de construcción de las viviendas tradicionales. 

Por ejemplo, en una vivienda modular podemos partir de un coste de construcción de 70.000€, al cual hay que añadir otra serie de gastos como como la compra del terreno y los cimientos, así como los impuestos y las licencias correspondientes. 

En el caso de optar por una vivienda tradicional, el coste de construcción puede partir de unos 150.000€ y a este presupuesto, hay que sumar otros costes comunes como el terreno, los honorarios del estudio topográfico y geotécnico, los impuestos, las licencias…

Tiempo de construcción

El tiempo de construcción es otro aspecto a tener en cuenta para diferenciar las casas modulares y las tradicionales. Las casas tradicionales suelen abarcar un plazo de construcción entre 12 a 14 meses, mientras que las casas modulares su proceso de construcción se finalizaría en un plazo de 3 meses, aunque posteriormente habría que añadir todos los pasos restantes para su colocación en la ubicación y finalizar la vivienda con los últimos detalles. 

Durabilidad y mantenimiento

Siempre y cuando las casas modulares reciban un mantenimiento adecuado y necesario, pueden llegar a tener la misma durabilidad que una casa tradicional. Los inconvenientes aparecen cuando la casa empieza a deteriorarse, ya que nos encontramos con la dificultad de que no se pueden desarmar tan fácilmente o las reformas pueden ser más complejas. 

Hoy en día se emplean materiales de calidad para las casas modulares que permiten prolongar su vida y que apenas haya que invertir en mantenimiento. 

En cuanto al mantenimiento, una casa modular requiere el mismo mantenimiento que una tradicional, pero hay que tener en cuenta el material del que está hecha. Por ejemplo, las casas de madera requieren más mantenimiento que las casas de metal.

Conclusión sobre las casas modulares

Como hemos visto, las casas modulares son una opción de construcción que permite tener la vivienda en poco tiempo, pero es cierto que hay que tener en cuenta los diferentes factores que influyen en la construcción y en los objetivos finales del propietario, que influirán en la capacidad de personalización de la vivienda. La gran ventaja es que se puede crear desde cero, diseñando el número de habitaciones que debe tener, el número de plantas y el espacio, y a partir de ahí se diseñará a medida. 

Una vez que conozcas las diferencias que tiene con una casa tradicional, podrás elegir la opción más adecuada, según tus necesidades. Y a ti, ¿qué te parecen las casas modulares?

Estudio de arquitectos en Gijón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes Dudas?
Scroll al inicio
Call Now Button